Social, Artes & Cultura

La nueva Ley de Lavado de Activos 155-17 que deroga a la 72-02

0
Nelly Ramírez

Mucho se ha hablado de la nueva Ley de Lavado de Activos la 155-17 que sustituye a la anterior 72-02, pero máximamente enfocado en el tema único y propio del manejo de dineros ilícitos, disfrazados, provenientes del narcotráfico,  y en los casos de financiamiento del  terrorismo.

Sin embargo, es aconsejable leer, hurgar, estudiar bien, profundamente,  esta nueva normativa, ya que va más allá de estos manejos ilícitos, la misma abarca mucho más renglones los cuales no estaban tipificados dentro de la ley anterior.


Es importante saber que la recién promulgada ley de parte del presidente Danilo Medina tiene como objeto establecer los  actos que tipifican el lavado de activos, las infracciones precedentes o determinantes, el financiamiento del terrorismo, así como las sanciones penales que resultan aplicables.

Del mismo modo, utilizar las técnicas especiales de investigación, mecanismos de cooperación y asistencia judicial internacional, e imponer  las medidas cautelares aplicables en materia de lavado de activos y el financiamiento del terrorismo.

Busca también, identificar  el régimen de prevención y detección de operaciones de lavado de
activos, financiamiento del terrorismo y del financiamiento para la proliferación de armas de destrucción masiva, determinando los sujetos obligados, sus obligaciones y prohibiciones, así como las sanciones administrativas que se deriven de su inobservancia.

Persigue además esta normativa, la organización institucional orientada a evitar el uso del
sistema económico nacional en el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva.

La Ley establece responsabilidades penales  a profesionales o personas físicas o jurídicas que no actúen con las debidas diligencias e ignoren actos con dineros de procedencias sospechosas; esto incluye a funcionarios, ejecutivos, abogados, notarios…

 Indica, asimismo, que las personas nacionales o extranjeras, que al ingresar o salir del
territorio nacional, por vía aérea, marítima o terrestre, porten  dinero o títulos de  valores al portador,  o que envíen los mismos por correo público o privado, cuyo monto exceda la
cantidad de diez mil dólares, en moneda de los Estados Unidos de Norteamérica (US$10,000.00), o su equivalente en moneda nacional u otra moneda extranjera, y no lo declare o declare falsamente su cantidad, será sancionada con una pena de seis meses a un año de prisión menor, el decomiso del dinero o los títulos valores no declarados o falsamente declarados, así como multa de cuarenta a sesenta salarios mínimos.

En fin, obviamente que el espíritu de esta nueva ley se fundamentó en las constantes irregularidades que básicamente en el área  financiera  se habían estado desarrollando en la República Dominicana, con bancos pantallas, como bien lo refiere la normativa, financieras sospechosas en las que luego quedan atrapadas significativas cantidades de personas, entre los que caben los terceros de buena fe, que también menciona esta ley.



De Legal & Más... por Nelly Ramírez. Con la tecnología de Blogger.