Social, Artes & Cultura

Sí, a favor de las tres causales que despenalizan el aborto

0
Nelly Ramírez
nellyrami@hotmail.com
Editora De Legal y Más.com


Si bien es cierto que embarazarse no es asunto de juego, sino  que es un acto de responsabilidad y decisión contundente por tratarse de la concepción de una vida, y que como reza el artículo 37 de la Constitución: “el derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte.  No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún caso, la pena de muerte”, es cierto también que hay situaciones en la que bajo ningún pretexto se le puede obligar a una mujer, la mayoría de las veces niñas, a traer una criatura al mundo, específicamente cuando ésta ponga en  riesgo su salud física, emocional y mental, ya sea porque es producto de una violación, a causa de un incesto o por malformación del feto.

Son diversas las organizaciones y corrientes a favor  de la despenalización del aborto en República Dominicana,   en los tres casos especificados anteriormente, lo cual es justo tomar en cuenta, ya que solo la mujer  embarazada en las circunstancias mencionadas debe tener el derecho a decidir si continua o no con éste. En los casos de las niñas y adolescentes, la determinación a tomar debe ser de sus padres, tutores o autoridades competentes, quienes deben proteger y velar por la seguridad, salud y bienestar de esa menor.

La Iglesia Católica es una de las que como siempre mantiene su negativa a la despenalización del aborto, y estoy de acuerdo en el sentido del aborto “medalaganario”, el que se practica simplemente porque de manera irresponsable se quedó embarazada y no se desea tener a esa criatura, pero, otra cosa es embarazarse sin estar haciendo nada para que eso pudiera ocurrir, de manera imprevista, sin estar esperándolo, una acción en la que no interviene la voluntad de la mujer,  ni siquiera por un momento de emoción o pasión momentánea de la que podría arrepentirse. 

Una mujer, niña o adolescente que se vea envuelta en un embarazo por un acto  delincuencial de violación, de un incesto,  o que los médicos adviertan que dicha criatura es de riesgo, que no sobrevivirá fuera del útero por mucho tiempo, o que si vive tendría una condición de malformación congénita, en esos casos, reitero, solo la mujer o representantes en los casos de menores, tienen el poder de decidir lo que deben hacer con ese embarazo, puesto que de ello va a depender su vida futura, su salud, tanto mental como emocional.  

El presidente Danilo Medina, con las atribuciones que le confiere la Constitución,  vetó  la ley que crea el  nuevo Código Penal de la República Dominicana, por entender que el aborto no debe penalizarse en los casos  en que se presenten las tres causales ya mencionadas. Y sería factible revisar también otros puntos respecto del aborto, el denominado terapéutico. ¿Qué se puede hacer por ejemplo con un embarazo ectópico?

En contra. A esta decisión del Presidente ha habido reacciones en contra, básicamente de las iglesias, tanto la Católica como la  Evangélica, ambas recordaron al primer mandatario,  principalmente la católica, que la Constitución dominicana garantiza el derecho a la vida desde su concepción y hasta la muerte.


Ahora bien lo cierto es que si no se despenaliza el aborto en las tres causales en debate, son muchas las mujeres, niñas y adolescentes que podrían perder sus vidas, o verse obligadas a traer al mundo a criaturas que las marcará para toda la vida, tanto si el embarazo es producto de una violación incestuosa,  por la presión mental emocional que esto conlleva, como igual si la criatura viene con malformación, o si es una violación delincuencial. Un embarazo bajo cualquiera de estas condiciones, continuarlo o no debe ser una decisión de la gestante.  
De Legal & Más... por Nelly Ramírez. Con la tecnología de Blogger.