20 de junio de 2017

Un cuarto de las remesas enviadas a Centroamérica se dedica a la alimentación


Roma, 20 jun (EFE).- Una cuarta parte de las remesas enviadas a los países de América Central se destina a la alimentación, muestra de que todavía quedan problemas por solucionar en esa región, indicó hoy a Efe el secretario general de la SISCA, Alfredo Suárez.

 El responsable de la Secretaría de la Integración Social Centroamericana (SISCA), órgano del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), se reunió en Roma con el director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, con vistas a reforzar la cooperación.

 Suárez se mostró interesado en recibir el apoyo de la FAO para avanzar en los sistemas de protección social y en acciones concretas contra la pobreza y la desnutrición, que "es marcada" en la región.
   Según estimaciones de esa agencia de la ONU, alrededor de 11 millones de personas sufren inseguridad alimentaria en Centroamérica, lo que representa el 6,6 % de la población.

   Para intentar paliar esa situación, Suárez detalló que el 23 % de las remesas que llegan a los países centroamericanos se dedica a algo tan "elemental" como la alimentación de las familias, lo que significa que persisten "algunos problemas en la región".
   Las remesas internacionales han ido aumentando desde 1995 en esa parte del continente americano y la República Dominicana, hasta los 22.115 millones de dólares en 2015, de acuerdo al Observatorio Centroamericano de Desarrollo Social (OCADES).
   Guatemala, la República Dominicana, El Salvador y Honduras absorbieron entonces un 90 % de las remesas recibidas por la región.
   Existen dudas sobre si la contribución de esos fondos a la economía de los países se mantendrá o disminuirá por la situación "con algún grado de incertidumbre" en Norteamérica, dijo Suárez, en alusión a un posible aumento de los controles migratorios en Estados Unidos.
   El secretario general de la SISCA afirmó que están tratando de acompañar a los migrantes que se desplazan dentro de Centroamérica mediante la creación de oportunidades de trabajo y en colaboración con otros socios.

Muchas de esas personas abandonan sus hogares en busca de mejores condiciones de vida, pero también por motivos de seguridad, como ocurre en el Triángulo Norte de Centroamérica.

Esta zona, formada por Guatemala, Honduras y El Salvador, es una de las más violentas y pobres del mundo, lastrada por el crimen organizado, la inmigración ilegal y el fenómeno de las pandillas. El dirigente de la Secretaría de la Integración Social Centroamericana, encargada de impulsar la coordinación de las políticas sociales entre los países del SICA, consideró que son necesarias "acciones concretas" tras décadas de integración en la región.

 El SICA nació en 1993 y está conformado por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Belice y República Dominicana, los cuales se han comprometido a renovar ese sistema para que sea más efectivo en la solución de los problemas comunes.

Formulario de Contacto [don't delete] Llena los siguientes datos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *