30 de agosto de 2016

Microsoft entra en la cuantificación personal con una pulsera




Madrid
, 30 oct (EFE). Microsoft ha presentado hoy Microsoft Band, su primer dispositivo de tecnología vestible: se trata de una pulsera que mide la actividad física, el ritmo cardíaco y el sueño y que es compatible con Windows Phone 8.1, pero también con dispositivos iOS y Android.
   La tecnológica estadounidense sigue así la senda de otras compañías que ya han puesto en el mercado dispositivos corporales que miden la actividad del usuario: de LG a Nike, pasando por Motorola, Sony, Fitbit, Jawbone o Samsung -Apple también ha anunciado su reloj inteligente, pero no llegará hasta 2015.
   La propuesta de Microsoft, no muy alejada de otras, se centra en medir la actividad física y proponer objetivos para mejorar la salud.
   Compatible tanto con Windows Phone 8.1 como con iOS y Android -se conecta a un dispositivo "madre" mediante "bluetooth"-, la pulsera se conecta con Microsoft Health, la plataforma en la nube que almacena y analiza datos físicos y sugiere entrenamientos personalizados.
   Microsoft Band mide las calorías quemadas, el ritmo cardíaco, el sueño y los pasos del usuario, ha indicado Microsoft en un comunicado.
   Incluye tecnología GPS para guardar las rutas deportivas y sensor de temperatura corporal, pero no es sumergible.
   Al margen de las opciones relativas a deporte y salud, su pantalla táctil en color de 1,4 pulgadas notifica las llamadas entrantes, la actividad de Facebook y Twitter, la recepción de correos electrónicos y SMS y las alertas del calendario.
   Conectada con un dispositivo Windows Phone 8.1, la pulsera contará con el asistente de voz Cortana, que permite dictar notas y fijar recordatorios e informa de indicaciones de ruta, estado del tráfico o da el parte meteorológico, entre otras opciones.
   Según Microsoft, la batería de la pulsera (100 miliamperios) aguanta 48 horas, si bien advierte de que el uso del GPS puede mermar esa autonomía.
   La Microsoft Band, cuyo cuerpo es de plástico y por el momento exclusivamente de color negro, ya está disponible en Estados Unidos a un precio de 199,99 dólares (159 euros, al cambio actual). EFE


Google ha recibido más de 120.000 peticiones de derecho al olvido 

   Madrid, 9 sep (EFE).- Google ha recibido más de 120.000 peticiones de ciudadanos europeos que desean ejercer el llamado "derecho al olvido".
   Así lo ha anunciado hoy la compañía tecnológica en Madrid, ciudad en la que ha celebrado la primera audiencia pública del Consejo Asesor creado para recabar opiniones de expertos en torno a la aplicación del derecho al olvido.
   El Tribunal de Justicia de la UE reconocía la pasada primavera en una sentencia que los ciudadanos tienen el derecho a ser "olvidados" en internet, es decir, que pueden reclamar a Google y otros buscadores que retiren los enlaces a informaciones que les perjudican y ya no son pertinentes.
   El pasado mes de mayo Google creó un formulario para que los ciudadanos de la UE puedan solicitar la retirada de información de los resultados mostrados por el buscador cuando consideren que es inadecuada o irrelevante.
   Hasta el pasado 1 de septiembre, la tecnológica de Mountain View (California) ha recibido 120.000 solicitudes relativas a 457.000 URLs, aunque no ha hecho público el número de requerimientos a los que se ha respondido con el borrado del enlace de los resultados de búsqueda.
   Entre el 29 de mayo y el 30 de junio, Google recibió 70.000 solicitudes (6.000 de ciudadanos españoles), una cifra que se ha incrementado en 50.000 requerimientos desde entonces.
   La eliminación de los enlaces en los resultados del buscador solo se aplica a las búsquedas realizadas por nombre y apellido, no por los hechos relatados
   La sentencia del TJUE, de carácter vinculante, dictamina que los ciudadanos europeos pueden exigir a los buscadores de internet la retirada de enlaces a informaciones que ya "no tienen relevancia ni interés público" y resulten perjudiciales para esas personas implicadas.
   Son Google y las compañías responsables de otros buscadores los que han de evaluar si las peticiones se ajustan a los requerimientos de la sentencia europea.
   La audiencia celebrada hoy, que visitará también Roma, París, Varsovia, Berlín, Londres y Bruselas, ha estado presidida por el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt. EFE




Formulario de Contacto [don't delete] Llena los siguientes datos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *