29 de agosto de 2016

Fundación Tzu Chi de Taiwán celebró su 15 aniversario en la República Dominicana




Embajador Tomas Hou
 La Fundación Budista Tzu Chi celebró el XV (décimo quinto) aniversario en la República Dominicana durante un acto que contó con la presencia de voluntarios de los Estados Unidos y Centroamérica.
La Fundación Tzu Chi, surgió en el año 1966 en Taiwán; fue concebida por la Dharma Maestra Cheng Yen. Ella y 5 monjas más, se unieron a 30 amas de casa con el fin de ayudar a los más necesitados. 48 años después, la Fundación Tzu Chi cuenta con sus propios hospitales, escuelas de enfermería, colegios vocacionales y hasta su propio canal de televisión en Taiwán.
Niñas de la Escuela Tzu Chi de La Romana.
Actualmente en Taiwán la Fundación cuenta con más de 2 millones de voluntarios, y posee una Asociación Médica Internacional compuesta por más de 150 mil médicos y enfermeras alrededor del mundo.
En cualquier lugar del planeta donde ocurra una catástrofe, los voluntarios de la Fundación Tzu Chi acuden en ayuda de los damnificados. En la actualidad prestan ayuda a más de 70 países, con 47 oficinas de enlace alrededor del mundo.
En la actividad de celebración del 15 aniversario, el embajador de la República de China (Taiwán), Tomás Ping-Fu Hou, dijo que “nunca olvidare cuando me encontraba prestando servicio en la República del Salvador en el año 2001, luego del terremoto los voluntarios de la Fundación se trasladaron allá y con sus aportes de aproximadamente 6 millones de dólares construyeron 1,200 viviendas permanentes para los afectados. Esta es una labor encomiable, sobre todo por el hecho de que los fondos que posee Tzu Chi no provienen del Gobierno, sino de la buena voluntad y trabajo de los que colaboran con esta Fundación”, dijo Hou.
“Situándonos en la República Dominicana, en el año 2000 la Fundación Tzu Chi construyó en la ciudad de La Romana la Escuela Primaria Tzu Chi, la que posteriormente fue ampliada a escuela secundaria y actualmente alberga a unos 1,500 estudiantes.  En el país constantemente los voluntarios de esta Fundación realizan operativos médicos, donaciones de uniformes, útiles escolares, raciones alimenticias, visitas a hogares de ancianos, entre otras actividades.
En el presente, la Fundación Tzu Chi no cuenta con muchos recursos disponibles para continuar realizando el gran trabajo humanitario que han venido desempeñando por 48 años, por lo que el embajador Hou aprovechó para invitar a todos los amigos dominicanos a integrarse como voluntarios de esta Fundación, y ayudar de esta forma a difundir el hermoso trabajo que realizan, para seguir sembrando esta semilla alrededor del país de trabajar juntos para ayudar a los más necesitados.
El embajador concluyó su intervención compartiendo con los presentes una bella frase que define la Misión de Caridad de Tzu Chi: “Educando a los ricos a ayudar a los pobres, ayudando a los pobres a darse cuenta de que ellos pueden sentirse ricos mientras ayudan al otro".



Formulario de Contacto [don't delete] Llena los siguientes datos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *