31 de agosto de 2016

Como ¡"la boca de un lobo”!


Nelly Ramírez
nellyrami@hotmail.com

El Parque o Estadio Quisqueya, localizado en la avenida Tiradentes, en el sector de La Agustina, es un espacio en el que no solo se juega béisbol (pelota), sino que también cuenta con la infraestructura del Coliseo de Boxeo Teo Cruz, donde, además de torneos de este deporte, se realizan muchas otras actividades, tales como talleres y  conferencias religiosas, actividades infantiles, y  donde personas de sectores cercanos va a ejercitarse,  corren, caminan..., en fin es un espacio para el esparcimiento, en el que incluso me parece pertinente que el alcalde del Distrito Nacional, Roberto Salcedo, podría instalar uno de los denominados "Cristo Libre" con equipos para  distintos tipos de gimnasia, como lo ha hecho en el  Mirador Sur, Güibia, Fantino Falco del Ensanche Naco…    
El Estadio Quisqueya. Todo los dominicanos, profesionales, empleados, públicos y privados, y hasta quienes no lo son pagan impuestos al fisco, ya sea directa o indirectamente,  a través de las compras de productos de consumo y servicios, la solicitud de documentos personales en instituciones oficiales..., es decir que tienen derechos al uso de ese parque, porque este,  hasta donde se sabe, lo mantienen con recursos del Estado.
Entonces, no comprendo por qué a las cinco y seis de la mañana, hora que en durante la estación de invierno amanece más tarde y es bastante oscuro, ese parque tiene todas las luces apagadas, y luce como reza el refrán popular “como la boca de un lobo”,  ¿de quien habrá sido la idea, la orden de apagar las luces? Es bueno que las autoridades responsables de la administración de este parque sepan que mantener a oscuras este espacio, a sabiendas de los altos índices de delincuencias en el país, constituye un gran riesgo para los cientos de personas que diariamente acude allí a ejercitarse.
¡Por favor!, no economicen energía eléctrica en lugares en que la existencia de esta es imprescindible para la seguridad, la ciudadanía se merece seguridad en los espacios públicos del país, y es lo mínimo que pueden hacer los gobernantes.



Formulario de Contacto [don't delete] Llena los siguientes datos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *