5 de julio de 2016

El diseñador Stephane Rolland se inspira en el artista español Palazuelo


   París, 5 jul (EFE).- El diseñador de alta costura Stephane Rolland, que mostró hoy primera vez su colección para el invierno 2016-2017 en una presentación de carácter más intimista, ha encontrado la inspiración de esa muestra en el artista español Pablo Palazuelo.
   "Cuando ves los cuadros de Pablo, ves la colección, encuentras la pureza y la arquitectura, era un hombre muy moderno para su época, incluso hoy deslumbra", dijo en una entrevista con Efe el creador francés, que asegura tener "una conexión cultural muy particular con España" debido a la familia de su padre.
   Rolland, que expuso su colección durante la Semana de la Alta Costura de París, descubrió a ese artista cuando trabajaba como director artístico en Balenciaga, una experiencia que marcó en su carrera profesional y en la que empezó a los 20 años de edad.


   "Viendo sus archivos encontré obras de Pablo Palazuelo, autor conocido en España pero no en Francia. Me pareció magnífico. Balenciaga utilizaba sus lienzos para hacer pañuelos y yo hago vestidos", añadió en su presentación en su estudio de la capital francesa.
   Rolland se alejó por primera vez de un "show" más espectacular para fomentar la cercanía con el público.
   "Quiero que la gente se tome el tiempo necesario para ver, tocar y comprender la colección, cosa que no pasaría en un desfile. Aquí puedo tener el tiempo de explicar las cosas. En esta época la cosa más lujosa que tenemos es el tiempo", añadió.
   Otra razón por la cual optó por no hacer un desfile fue que el 80 % de su clientela es de Oriente Medio y no iba a asistir debido al Ramadán, por lo que decidió evitar un gasto innecesario.
   La apuesta por minimizar los excesos se trasladó también a su ropa: "Estamos en una era turbulenta, por ello quiero mostrar más sobriedad. Son vestidos que han requerido muchas horas de trabajo y mucha minuciosidad, que se inclinan hacia lo riguroso y la sensibilidad, donde cada detalle es importante", dijo a Efe.
   La línea para la próxima temporada todavía no la ha pensado. Según él, no hay receta para la creación, un artista tiene una sensibilidad y esta le permita absorber todo, desde una emoción transmitida por una persona hasta una película. Y de esas emociones abre una ventana interior que apela a la creatividad.
   Rolland se ha caracterizado en sus desfiles por seguir la costumbre de que las modelos lleven una tarjetita con el número de la prenda, como muestra del respeto que siente hacia las tradiciones y hacia la herencia de los diseñadores precedentes.
   "Pero tampoco hay que olvidar que estamos en el siglo XXI. Hay que respetar el pasado y servirse de él para ir hacia el futuro. La mentalidad evoluciona. La vida esta hecha de ciclos, lo que muere hoy renace mañana, como un fénix. De este modo nada tiene un fin absoluto, todo renace", señaló el diseñador.
   Su muestra de hoy no incluyó modelos ni tarjetas, pero mantuvo su defensa por la cercanía, por el encontrarse y crear una conexión personal e íntima con el cliente.
   "Creo que la calidad de las relaciones humanas debe ser protegidas, que es lo que falta hoy en día", apuntó Rolland, que de momento dice no ser partidario de la nueva estrategia comercial por la que los asistentes podrán comprar inmediatamente la colección en el momento del desfile.
 EFE

Formulario de Contacto [don't delete] Llena los siguientes datos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *