Social, Artes & Cultura

Reforma de la Ley de Inmigración a los EE. UU. En la mira mundial

0



¿Qué tanto afectará o beneficiará a los inmigrantes?


Nelly Ramírez
nellyrami@hotmail.com

El tema de la reforma a la Ley de Inmigración de  los Estados Unidos ha ganado principalía en atención en los últimos días, y no es para menos, es harto sabido que todo cuanto ocurre en esta potencia de nación interesa individualmente a todas las demás, ya que ahí se concentran inmigrantes no solo hispanos como puede creerse, sino igualmente europeos, asiáticos, indúes, africanos…  Y también por el dicho aquel de que “Cuando los Estados Unidos está resfriado, los países en desarrollo o que dependen de una u otra forma de este, tienen neumonía”.

En los últimos días, especialmente el pasado día feriado de los Estados Unidos -el Memorial Day-  el presidente Barack Obama se pronunció tras los actos de conmemoración  por los soldados caído, y pidió a los congresistas agilizar  la reforma de la ley migratoria.

Lo que más preocupa  sobre esta reforma migratoria es que según las estadísticas actuales  en los Estados Unidos hay alrededor de once millones de indocumentados,  a lo que surge la interrogante ¿cuenta el contenido de esta reforma con algún acápite con el que se beneficiará a todas las personas en esta situación, o simplemente deberán abandonar?

Apelando un poco a la sensibilidad de los legisladores, denominados el Grupo de los Ocho, entre los que hay demócratas y republicanos,  se han producido masivas campañas en los últimos días con mensajes llamando al Congreso para que haya una vía para la legalización de estos indocumentados.

En esas peticiones se encuentran políticos, empresarios, aristas, actores, comerciantes y personas en general. Lo cierto es que el contenido de la reforma busca regularizar  las zonas fronterizas utilizadas por migrantes indocumentados y donde estos pierden sus vidas frecuentemente,  crea un programa de empleo temporal,  cuenta con un acápite en donde se busca la posibilidad de unir las personas que han sido deportadas con sus familias que permanezcan en los Estados Unidos.

Propuesta de reforma migratoria

Llamada igualmente  “Acta para la seguridad fronteriza, oportunidad económica y la modernización de la inmigración de 2013”, corresponde a un grupo de ocho senadores,  es de ahí que nace el nombre de “El Grupo de los Ocho” , los cuales pertenecen tanto al Partido Republicano,  como al  Partido Demócrata.

Es importante saber que la última reforma importante a la Ley se realizó en 1986 y para entonces el presidente estadounidense Ronald Reagan favoreció con amnistía a tres millones de personas indocumentada, cantidad que en la actualidad supera los siente millones.

Objetivos de la reforma

La finalidad fundamental de las enmiendas  a la normativa, es legalizar a migrantes indocumentados,  a  que cumplan ciertos requisitos, garantizar la seguridad fronteriza y cambiar la calidad de la migración, esto es lo que señalan sus promotores. Para  esto último, se piensa ampliar el número de visas a estudiantes graduados y a trabajadores calificados y cualificados, quienes  podrán participar de  un programa de trabajo temporal.
Con dicha reforma, alrededor de unos once mil migrantes indocumentados podrán legalizar su estatus  en los Estados Unidos, según sus promotores, especialmente el presidente Barack Obama, a estos se les dotará de un  estatuto provisional de inmigrante registrado.

Sin embargo,  a pesar de todos los supuestos  beneficios,  hay quienes consideran  que los requisitos exigentes  para que la persona pueda y tenga la posibilidad de legalizarse constituirán una “traba”, una “barrera”, además de la  alta suma de dólares que necesitarán para el procedimiento, la cual dependerá de la cantidad de miembros en una familia de inmigrantes indocumentados.

Los requisitos

Entre los requerimientos para los  inmigrantes indocumentados  está el punto de que éstos deben haber entrado a los Estados Unidos antes del 31 de diciembre de 2011, pagar una multa de mil dólares, someterse y aprobar unos exámenes sobre civismo, el cual se les dará en  inglés, estar conscientes respecto a que deberán pagar varios  impuestos, contar con la asistencia y asesoría de un abogado experto en migración,  y no tener historial delictivo.

Sobre lo referente al historial delictivo algunos piensan será bastante difícil cumplir, debido a que lo que anteriormente era considerado en los Estados Unidos como “simples faltas”,  entre las que las entran infracciones de tránsitos o deportaciones, desde 1996, con la reforma hecha por el expresidente Bill Clinton pasaron a la categoría de criminales.

También es un requisito muy cuesta arriba cumplir el hecho de que el aspirante deberá demostrar  su total y continua presencia en los Estados Unidos desde diciembre de 2011, lo que significa que aunque se les presentes situaciones de vida o muerte en su país de origen no podrán viajar a este.

Este sábado 22 de junio, 2013

Este sábado el presidente Barack Obama dijo a los congresistas que “no queda tiempo”  que deben ponerse de acuerdo y  aprobar la reforma a la Ley de Inmigración.    El presidente de EEUU llamó a no dilatar más el proyecto.

Dijo que  “la hora de poner excusas se acabó”.  Barack Obama exaltó los supuestos beneficios económicos a que contribuirá la  nueva reforma migratoria, afirmando que la iniciativa que preparan los senadores “daría cimientos más firmes al presupuesto federal y a las prestaciones sociales”. Esto lo dijo en su mensaje radiofónico semanal.



De Legal & Más... por Nelly Ramírez. Con la tecnología de Blogger.