13 de marzo de 2013

Entusiasma a comunidades latinas elección primer papa latinoamericano



Fumata blanca, Habemus Papam!!






Nelly Ramírez
minellyramirez@gmail.com



Desde el pasado martes cuando inició el cónclave cardenalicio en  Ciudad del Vaticano, en  Roma,  con la presencia de 115 cardenales representantes de 51 países, quienes elegirían  al muevo sucesor de Benedicto XVI para el cargo de  sumo pontífice de la Iglesia Católica, la comidilla de todas las conversaciones era quién sería y de dónde sería.

Posteriormente, tras cada jornada se elevaban  a su máximo nivel las expectativas y con  la interrogante “¿Tendremos Papa? Las cuales volvían a su nivel inicial al observar Fumata negra señal de que aún  continuaban los  debates electivos para anunciar al nuevo líder de la Iglesia Católica.

Y así continuó desde las primeras horas de la mañana de éste miércoles cuando los principales periódicos, programas de televisión y radial,  nacional e internacional informaban de  que aún no había Papa, porque seguía saliendo la humareda negra de la Capilla Sixtina, sala más importante y famosa  de la Basílica de San Pedro en Roma,  donde se llevaba a cabo este gran acontecimiento religioso.

  Y, al fin!,  a primeras horas de la tarde, una especie de estallido acaparó la atención no sólo de feligreses católicos, sino de todo el mundo, al anunciarse y observarse en los noticieros ¡Fumata blanca, Habemus Papam!  Palabras que desde ese momento se convirtieron en   trending topic  de las redes sociales;  hasta el más ateo y  menos creyente escribió  en su cuenta de Facebook  o  Twitter   “Fumata blanca, Habemus  Papam”, al igual que daban cuenta los medios digitales y noticieros.
Sin embargo, lo más sorprendente de la noticia fue  que el nuevo pontífice era latinoamericano, el primero en la historia papal.

Y así es,  “Habemus Papam”,  porque fue anunciado con humareda blanca, campanadas, cánticos, himnos y  letanías religiosas al  nuevo pontífice de la Iglesia Católica, el cardenal  jesuita de origen argentino, Jorge Mario Bergoglio, el pontífice número 266 de la Iglesia Católica, quien sustituye al papa emérito Benedicto XVI.



Jorge Mario Bergoglio. Nació el 17 de diciembre de 1936 en Buenos Aires,  capital  de Argentina, en una familia formada por el  matrimonio italiano entre  Mario Bergoglio, un empleado ferroviario, y su madre Regina. Creció en la capital argentina y fue ahí donde comenzó a estudiar y obtuvo el diplomado   como  técnico químico; poco  después eligió el sacerdocio, decisión que le hizo acceder al seminario del barrio bonaerense Villa Devoto.

En 1958 comenzó el noviciado en la Compañía de Jesús, por lo que se trasladó a Santiago de Chile, donde hizo  estudios humanísticos; en 1964 regresó a Buenos Aires para dedicarse a la docencia de Literatura y Psicología en el colegio de El Salvador.

Cursó estudios de Teología entre 1967 y 1970 en la Facultad de Teología del colegio de San José, en San Miguel de Tucumán, al  norte de Argentina. Comenzó su sacerdocio el 13 de diciembre de 1969, año en el que se desplazó a España para llevar a cabo su tercer “probandato”, período durante el cual  se  prepara intelectualmente a los jóvenes sacerdotes,  en la Universidad Alcalá de Henares de Madrid.  Su nombramiento como obispo ocurrió  el 20 de mayo de 1992, cuando el papa Juan Pablo II le designó obispo de la Diócesis de Auca y obispo auxiliar de la diócesis de Buenos Aires. Cinco años más tarde, en 1997, fue nombrado arzobispo coauditor de Buenos Aires y en 1998, tras la muerte del arzobispo y cardenal Quarracino, se convirtió en el arzobispo de Buenos Aires.

Ha tenido gran presencia en la Conferencia Episcopal Argentina, institución que presidió  durante seis años, de 2005 a 2011, y entre sus publicaciones más conocidas se encuentran “Meditaciones para religiosos” (1982), “Reflexiones sobre la vida apostólica” (1986) y “Reflexiones de esperanza” (1992).

Bergoglio, cardenal argentino que recibió la púrpura de manos de Juan Pablo II el 21 de febrero de 2001, es miembro de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, del Consejo Pontificio por la Familia y de la Comisión Pontificia por América Latina.

Formulario de Contacto [don't delete] Llena los siguientes datos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *